4.5
(26)

(Imagen de portada NASA)

El fenómeno, que se produce de forma natural, da lugar a un enfriamiento a gran escala de la temperatura de la superficie del océano,

Esta La Niña, que durará hasta el primer trimestre de 2021, probablemente tendrá un efecto de enfriamiento en las temperaturas globales.

Pero no evitará que el 2020 sea uno de los años más cálidos registrados.

La Niña se describe como una de las tres fases del fenómeno meteorológico conocido como El Niño-Oscilación del Sur (ENSO).

Esto incluye la fase cálida llamada El Niño, la más fría La Niña y una fase neutra.

La Niña se desarrolla cuando fuertes vientos soplan las cálidas aguas superficiales del Pacífico lejos de América del Sur y hacia Indonesia.

En su lugar, las aguas más frías de las profundidades del océano suben a la superficie.

Este evento lleva a cambios climáticos significativos en diferentes partes del mundo.

La imagen muestra las aguas más frías del Pacífico que caracterizan a La Niña. NASA

Si ocurriera un evento de La Niña realmente fuerte, la investigación sugiere que el Reino Unido y el norte de Europa podrían experimentar un invierno muy húmedo.

Normalmente La Niña significa que países como Indonesia y Australia pueden recibir mucha más lluvia de lo normal, y un monzón más activo ocurre en el sudeste de Asia.

Es probable que haya más tormentas en Canadá y el norte de los EE.UU., a menudo provocando condiciones de nieve.

Los estados del sur de EE.UU. pueden ser afectados por la sequía al mismo tiempo.

La última vez que se desarrolló un evento fuerte fue en 2010-2011.

La OMM dice que ahora hay alrededor de un 90% de posibilidades de que las temperaturas del Pacífico tropical se mantengan en los niveles de La Niña durante el resto de este año.

Hay un 55% de probabilidades de que las condiciones persistan hasta el primer trimestre del próximo año.

Mientras que un evento de La Niña normalmente ejerce una influencia refrescante en el mundo, es poco probable que esto haga mucha diferencia hasta el 2020.

«La Niña suele tener un efecto de enfriamiento en las temperaturas globales, pero esto se compensa con creces por el calor atrapado en nuestra atmósfera por los gases de efecto invernadero», dijo el Profesor Petteri Taalas, de la OMM.

«Por lo tanto, el 2020 sigue siendo uno de los años más cálidos registrados y el 2016-2020 se espera que sea el período de cinco años más cálido registrado», dijo

«Los años de La Niña son ahora más cálidos incluso que los años con fuertes eventos de El Niño del pasado.»

La OMM dice que anuncia ahora La Niña para dar a los gobiernos la oportunidad de movilizar su planificación en áreas clave como la gestión de desastres y la agricultura.

Un aspecto importante de La Niña es el efecto que podría tener en el resto de la temporada de huracanes del Atlántico.

Un evento de La Niña reduce la cizalla del viento, que es el cambio de los vientos entre la superficie y los niveles superiores de la atmósfera. Esto permite que los huracanes crezcan.

La temporada de huracanes termina el 30 de noviembre y hasta ahora ha habido 27 tormentas con nombre. Esto es más que las 25 predichas por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) a principios de este año.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 26

Aun no hay votos