4
(5)

Iota se fortaleció rápidamente hasta convertirse en un huracán de categoría 5 y se espera que toque tierra en América Central como una tormenta «catastrófica» el lunes por la noche.

El huracán Iota tiene vientos sostenidos máximos de 160 millas por hora y se prevé que traerá una marejada de tormenta de hasta 15 a 20 pies junto con lluvias de 10 a 20 pulgadas, con totales aislados máximos de 30 pulgadas posibles, según un aviso del Centro Nacional de Huracanes.
La tormenta se está moviendo hacia el oeste a unas 9 millas por hora y a unas 100 millas al este-sureste de Puerto Cabezas, Nicaragua. Iota es la primera tormenta de categoría 5 de esta temporada de huracanes que bate récords y está amenazando muchas zonas de América Central que todavía se están recuperando de los efectos devastadores del huracán Eta.

Hay un alerta de huracán en Providencia, la costa de Nicaragua desde la frontera de Honduras/Nicaragua hasta Sandy Bay Sirpi, así como la costa de Honduras desde Punta Patuca hasta la frontera de Nicaragua, según NHC.
Se prevé que la tormenta pase cerca o sobre la isla de Providencia el lunes, trayendo consigo condiciones de huracán ya que apunta a las costas de Nicaragua y Honduras.
También están en vigor avisos de huracanes y tormentas tropicales para las zonas circundantes.
«Los preparativos para proteger la vida y la propiedad deben ser apresurados hasta su finalización», dijo el aviso.


Las fuertes lluvias podrían provocar inundaciones y deslizamientos de tierra

Una vez que la tormenta toca tierra, se espera que se mueva hacia el oeste y el suroeste a través de América Central.
Se espera que las acumulaciones de lluvia en toda la región sean altas, con Honduras, el norte de Nicaragua, Guatemala, el sur de Belice viendo entre ocho y dieciséis pulgadas y acumulaciones aisladas de 20 a 30 pulgadas posibles en el noreste de Nicaragua y el norte de Honduras, según el aviso.
Costa Rica y Panamá también deberían ver entre cuatro y ocho pulgadas, con totales de 12 pulgadas posibles en algunas zonas.
Esas elevadas cantidades de precipitaciones «provocarán importantes inundaciones repentinas y desbordamientos de ríos que pondrán en peligro la vida, junto con deslizamientos de lodo en zonas de terreno más elevado», advirtió el aviso.
La marea de tempestad prevista a lo largo de las costas de Nicaragua y Honduras irá acompañada de «olas grandes y destructivas», junto con marejadas que causarán «condiciones de oleaje y corrientes de desgarre que pondrán en peligro la vida», según el NHC.
Las marejadas se sentirán desde América Central hasta la Península de Yucatán, tan al este como Jamaica y al sur de Colombia.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4 / 5. Recuento de votos: 5

Aun no hay votos