4.6
(9)

(Imagen de portada referencial)

Los científicos han dado la alarma por un virus parecido al Ébola de Bolivia que se ha descubierto que se propaga de persona a persona, matando a tres de cada cinco pacientes confirmados.
El virus del Chapare, transmitido por roedores, surgió por primera vez en 2004 en la provincia boliviana de la que recibe su nombre, a unas 370 millas al este de la capital del país, La Paz.

Nuevas investigaciones han arrojado luz sobre la mortandad de la enfermedad y cómo se propagó desde el paciente cero.

Tras un brote en el país en 2019, los investigadores han descubierto que, aunque proviene de una familia viral diferente al Ébola, también causa fiebre hemorrágica, que puede, a su vez, provocar fallos orgánicos y hemorragias que ponen en peligro la vida.

La Dra. Caitlin Cossaboom, epidemióloga de los Centros de Control de Enfermedades de los Estados Unidos, presentó el lunes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina Tropical e Higiene los resultados de su investigación sobre el brote de 2019.

Un agricultor de arroz de 65 años fue el paciente cero en el brote que luego contagió la enfermedad a un médico de 25 años que lo trató.

«La noche antes de que muriera, le succionó la saliva de la boca y luego se enfermó nueve días después», explicó Cossaboom.

El paramédico de 48 años que transportó al doctor al hospital fue el siguiente en infectarse después de realizarle la RCP.

Un gastroenterólogo le hizo una endoscopia al doctor y desarrolló síntomas 14 días después. Todos los casos resultaron en exposición a fluidos corporales de una persona infectada.

El paciente cero, el doctor y el gastroenterólogo murieron por el virus del Chapare, mientras que el trabajador de la ambulancia y otra persona infectada sobrevivieron.

La rata pigmea del arroz y la rata pigmea del arroz de orejas pequeñas fueron los principales portadores del patógeno. Habitan en Bolivia y en varios países vecinos.

A los científicos les preocupa ahora que el virus pueda haber estado circulando en el país durante años con pacientes que han sido diagnosticados erróneamente con dengue, un virus transmitido por mosquitos que no puede ser transmitido de humano a humano, a diferencia del Chapare.

La buena noticia es que los arenavirus, como el del Chapare, son vulnerables tanto al calor como a los desinfectantes, lo que significa que la propagación global es extremadamente improbable.

Fuente rt.com

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.6 / 5. Recuento de votos: 9

Aun no hay votos