5
(2)

Los socios de los Quads han iniciado la segunda parte de sus ejercicios navales con buques de guerra, incluyendo uno de los buques militares más grandes del mundo, reunidos en el Mar de Arabia del Norte para mostrar sus capacidades en un ejercicio conjunto de cuatro días.
El martes, los aliados indopacíficos Australia, Japón, India y EE.UU. comenzaron la segunda parte de los ejercicios navales Malabar con operaciones de práctica que giran en torno a dos portaaviones, el INS Vikramaditya indio y el USS Nimitz estadounidense.

Los dos portaaviones, junto con otros buques, submarinos y aviones, participarán en el ejercicio naval de cuatro días de duración que incluye operaciones de vuelo en cubierta y ejercicios avanzados de defensa aérea.

Los cazas MIG 29K del INS Vikramaditya junto con los cazas F-18 y el E2C Hawkeye del USS Nimitz son los principales activos aéreos en exhibición.

El USS Nimitz es el buque de guerra más grande del mundo por desplazamiento, pero también el portaaviones más antiguo del mundo. El portaaviones nuclear fue lanzado en 1972 y sigue siendo un activo naval integral de los EE.UU.

«El equipo del Grupo de Ataque Nimitz está agradecido de unirse a nuestros socios australianos, indios y japoneses y de aumentar nuestra preparación e interoperabilidad», dijo el contralmirante Jim Kirk, comandante del Grupo de Ataque de Portaaviones.

Las cuentas del Ministerio de Defensa de la India han publicado imágenes de los ejercicios en Twitter.

Las imágenes del ejercicio naval del martes también muestran al gigante USS Nimitz en medio de la flotilla.

La primera parte del ejercicio Malabar tuvo lugar del 3 al 6 de noviembre en el Golfo de Bengala y en ella las armadas aliadas realizaron una serie de complejos ejercicios, incluidas operaciones antisubmarinas y de guerra antiaérea.

Los ejercicios Malabar tuvieron lugar por primera vez en 1992 como ejercicios entre las armadas de los Estados Unidos y la India. Australia no había participado en los ejercicios navales durante 13 años hasta este año, mientras que Japón sólo comenzó a participar permanentemente en 2015.

La renovación de esta asociación indo-pacífica se ve como una respuesta a lo que los socios consideran como la postura cada vez más agresiva de China en la región.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, dijo previamente que espera que los ejercicios sean «conducentes a la paz y estabilidad regional».

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 2

Aun no hay votos