2
(2)

Una poderosa tormenta ciclónica azotó la costa sudoriental de la India en la madrugada del jueves, arrancando los árboles y acumulando fuertes vientos y lluvias mientras decenas de miles de personas se refugiaban en refugios.

El centro de Nivar tocó tierra a las 3:05 a.m. hora local (21:35 GMT del miércoles) cerca de Puducherry con vientos de hasta 130 kilómetros (81 millas) por hora.

El ministro de Tamil Nadu, RB Udhayakumar, dijo a última hora del miércoles que unas 175.000 personas fueron trasladadas a refugios en todo el estado, ya que las autoridades locales declararon un día festivo el miércoles y el jueves, cerrando todo excepto los servicios de emergencia.

Miles de personal de emergencia estatal y nacional fueron desplegados en las regiones meridionales de Tamil Nadu, Andhra Pradesh y Puducherry, ya que las autoridades suspendieron el suministro de energía en varias ciudades para evitar daños a la red eléctrica.

Las fuertes lluvias desencadenadas por la tormenta causaron inundaciones en algunas calles de la ciudad de Chennai, la ciudad más grande de Tamil Nadu que alberga a muchos grandes fabricantes de automóviles, según un testigo de Reuters.

Las operaciones de vuelo en el aeropuerto de Chennai se suspendieron hasta el jueves por la mañana y los servicios de metro se paralizaron.

Se vio a personas caminando en aguas hasta las rodillas en algunas calles del sur de Chennai, que tiene muchas zonas bajas susceptibles de ser inundadas. Los trabajadores de la administración local han estado trabajando para retirar los árboles caídos y los cables de electricidad, dijeron los funcionarios de la corporación municipal en Twitter.

Las autoridades de Chennai dijeron que también estaban observando de cerca el nivel de los embalses y lagos para evitar que se repita la inundación de 2015 que mató a varios cientos de personas. El lago Chembarambakkam en las afueras de Chennai descargó agua extra debido a las fuertes lluvias.

Los medios de comunicación locales informaron de al menos cinco muertes en Chennai y sus alrededores, debido a causas que incluían la caída de árboles, ahogamientos y electrocución.

Inicialmente clasificada como «tormenta ciclónica muy grave» al arremolinarse en el Golfo de Bengala, Nivar se debilitó después de tocar tierra en una «tormenta ciclónica grave», según el Departamento Meteorológico de la India (IMD).

Se prevé que se desplazará hacia el norte y se debilitará aún más en las próximas horas, añadió la oficina meteorológica.

El peligro «aún no ha terminado».
El Departamento de Meteorología dijo que la intensidad de Nivar había bajado a 85 a 95 kph (53 a 59 mph) y se espera que se debilite aún más.

Los feroces vientos arrancaron árboles y derribaron torres de electricidad mientras que los aguaceros azotaron partes de la región, causando inundaciones repentinas.

El distrito de Cuddalore en Tamil Nadu registró casi 244 milímetros (9,6 pulgadas) de lluvia desde el miércoles por la mañana, con un aviso de clima severo para más tormentas eléctricas en el estado.

En Puducherry, donde viven 1,6 millones de personas, las calles y mercados empapados de lluvia estaban desiertos y el Vicegobernador Kiran Bedi pidió a los habitantes que se quedaran en casa y siguieran las instrucciones de las autoridades.
«Muévete a los lugares altos donde tengas que hacerlo. Hay centros de ayuda. Por favor, muévanse allí», dijo Bedi en un mensaje de vídeo en Twitter.

La marina dijo que sus barcos, aviones y tripulación estaban en espera para ayudar con la ayuda en caso de desastre.

Pero la gente en algunos bolsillos a lo largo de la costa se mostró reacia a abandonar sus casas y barcos de pesca y trasladarse a los refugios del gobierno.

No se emitieron órdenes de evacuación en Sri Lanka, pero se pronosticaron fuertes lluvias, en particular en el norte de la nación insular.
Se aconsejó a los pescadores de allí que no salieran al mar.

Más de 110 personas murieron después de que el «superciclón» Amphan asolara el este de la India y Bangladesh en mayo, arrasando aldeas, destruyendo granjas y dejando a millones de personas sin electricidad.

Pero el número de muertos fue muy inferior a los muchos miles de personas que murieron en anteriores ciclones de esa magnitud, como resultado de la mejora de las previsiones meteorológicas y de los planes de respuesta.

FUENTE : AFP

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 2 / 5. Recuento de votos: 2

Aun no hay votos