4
(4)

La capa de hielo oriental de la ANTÁRTIDA está mostrando preocupantes signos de inestabilidad en el futuro si el cambio climático continúa sin control, han advertido los científicos.

La capa de hielo de la Antártida Oriental es el bloque de hielo más grande del mundo, y contiene suficiente agua para elevar el nivel del mar mundial en 58 metros. La capa de hielo contiene unos 27 millones de kilómetros cúbicos de hielo y representa la mayor parte del continente congelado. Y aunque la capa de hielo es más estable que sus vecinos, como la Plataforma de Hielo de Ross y la Plataforma de Hielo de Thwaites, su futuro parece cada vez más incierto.

Bajo un clima de calentamiento, las regiones polares y glaciales del planeta se enfrentan a un estrés y un derretimiento indebidos.

Antártida: el cambio climático amenaza con desestabilizar la capa de hielo antártica  Autor: Getty 

El derretimiento amenaza con elevar sustancialmente el nivel del mar, aumentar las tasas de inundación de las costas y provocar un clima más extremo al afectar a la circulación oceánica.

Un equipo internacional de científicos dirigido por investigadores de Alemania ha examinado ahora la forma en que el cambio climático afectará a la mayor capa de hielo del mundo.

El estudio fue dirigido por científicos del Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Heidelberg y contó con la participación de investigadores de la Universidad de Southampton, en el Reino Unido.

En un estudio publicado hoy (23 de noviembre) en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos de América, los investigadores presentaron datos preocupantes sobre la futura estabilidad de la plataforma de hielo de la Antártida.

Los datos sugieren que en un futuro próximo, si el calentamiento global continúa, la capa de hielo del este de la Antártida podría ser menos estable de lo que se pensaba anteriormente.

Antártida: aquí reside la capa de hielo más grande del mundo 
(Imagen: GETTY)

El Dr. Kim Jacob de la Universidad de Heidelberg dijo: «El futuro derretimiento de las capas de hielo polar y el consiguiente aumento del nivel del mar mundial como consecuencia del cambio climático tendrán un impacto sustancial en las zonas costeras de baja elevación».

Los científicos llevaron a cabo un análisis geoquímico de los sedimentos de las profundidades marinas del Océano Atlántico.

Los sedimentos se obtuvieron a través del Programa Integrado de Perforación Oceánica, un esfuerzo internacional de investigación marina que perfora el lecho marino desde los barcos.

Los investigadores utilizaron los sedimentos para centrarse en un marco temporal entre 2,8 y 2,4 millones de años atrás, cuando los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera eran comparables a los actuales.

Los resultados encontraron una mayor estabilidad en la capa de hielo desde hace unos 2,5 millones de años.

Desafortunadamente, esta estabilidad sólo ha durado hasta el día de hoy, con breves interrupciones durante las fases cálidas.

Típicamente, el crecimiento y la pérdida de las capas de hielo polar se ven afectados por la radiación solar y el CO2 atmosférico.

Pero el nuevo estudio ha encontrado un tercer factor en la estabilidad de la capa de hielo de la Antártida: la caída del nivel global del mar causada por la formación de grandes capas de hielo en el hemisferio norte.

A medida que los niveles del mar bajaban, la capa de hielo de la Antártida estaba menos expuesta a aguas oceánicas más cálidas que podían derretir partes de la capa de hielo.

El profesor Paul Wilson del departamento de Ciencias Oceánicas y de la Tierra de la Universidad de Southampton dijo: «Nuestros datos proporcionan una imagen de inusual alta resolución de los cambios en la temperatura del océano, el volumen de hielo y el nivel del mar durante un intervalo en el que los niveles de CO2 atmosférico fueron tan altos como lo son hoy en día.

«Podemos ver que antes de hace 2,5 millones de años, en nuestros registros, el nivel máximo del mar era tan alto que algunos de los mayores trozos de hielo de la Tierra, la capa de hielo de la Antártida Oriental, se derritió.»

Los científicos creen que su estudio destaca la vulnerabilidad de la capa de hielo de la Antártida Oriental al cambio climático.

Y si se permite que continúe el calentamiento global, existe un mayor riesgo de que la capa de hielo se desestabilice aún más por el aumento del nivel del mar.

El profesor Wilson añadió: «Sospechamos que el deshielo se produjo en zonas donde la capa de hielo de la Antártida estuvo en contacto con un océano en aumento, que se calentaba, impulsado por el retroceso de otras capas de hielo en el hemisferio norte; una especie de círculo vicioso».

(Imagen de portada créditos AP /Archivo)

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4 / 5. Recuento de votos: 4

Aun no hay votos