2
(2)

(Imagen KATERYNA KON/SCIENCE PHOTO LIBRARYGetty Images )

El uso excesivo de antibióticos durante la pandemia de Covid-19 podría estar alimentando un pico en una ITS altamente resistente a las drogas – «súper gonorrea» – ha advertido la Organización Mundial de la Salud en medio de un reciente repunte de la enfermedad.


Si bien no se ha encontrado ningún antibiótico eficaz para combatir el coronavirus, los medicamentos se administraron en gran medida en las primeras etapas de la pandemia, y un estudio de Cambridge muestra que más del 70 por ciento de los pacientes de Covid-19 en los EE.UU. los recibieron entre marzo y abril. Aunque también se utilizan para prevenir «coinfecciones» en los entornos hospitalarios, los investigadores encontraron que los medicamentos seguían siendo usados en exceso, informando sobre un «desajuste significativo» entre las coinfecciones bacterianas y los pacientes que recibían antibióticos.

La dependencia excesiva de los medicamentos corre el riesgo de desencadenar una nueva ola de infecciones resistentes a los antibióticos, como la «súper gonorrea», una versión más resistente a los medicamentos de la infección de transmisión sexual (ITS), según informó al Sun un portavoz de la Organización Mundial de la Salud.

«El uso excesivo de antibióticos en la comunidad puede impulsar la aparición de resistencia antimicrobiana en la gonorrea», dijo el representante de la OMS, y añadió que la azitromicina, un antibiótico común para el tratamiento de enfermedades respiratorias, se administró a innumerables pacientes de Covid-19 a principios de la crisis sanitaria.

FOTO DE ARCHIVO: Una microfotografía de baja resolución muestra la bacteria responsable de la gonorrea dentro de las células utilizando la técnica de tinción de Gram. ©  Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Tal situación puede alimentar el surgimiento de resistencia en la gonorrea, incluyendo la superbacteria de la gonorrea (super gonorrea) o la gonorrea con alto nivel de resistencia a los actuales antibióticos recomendados para tratarla.

El portavoz también señaló las interrupciones en los servicios de ITS durante la pandemia, diciendo «esto significa que más casos de ITS no se diagnostican adecuadamente, con más personas automedicándose como resultado».

Kevin Cox, el presidente ejecutivo de la firma británica de biotecnología Biotaspheric Ltd., dijo que el fenómeno podría hacer pronto que la enfermedad sea intratable, y dijo al Sun que se necesitan «urgentemente» nuevos enfoques a medida que los infectados transmiten la enfermedad y «aceleran» su resistencia a los medicamentos.

La OMS ha advertido en otros lugares que la resistencia a los antimicrobianos en la gonorrea «ha aumentado rápidamente en los últimos años» y «ha reducido las opciones de tratamiento», incluso antes de la aparición del coronavirus en el escenario mundial a finales del año pasado. Aunque la mayor parte de los aproximadamente 90 millones de casos de gonorrea notificados anualmente en todo el mundo se registran en África, Europa también ha registrado un repunte de la enfermedad, con un aumento del 22% entre 2017 y 2018, según los últimos datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades. Los EE.UU. experimentaron un menor repunte, alrededor del 5 por ciento, en el mismo período, según muestran las cifras oficiales.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 2 / 5. Recuento de votos: 2

Aun no hay votos