4.8
(17)

Un nuevo estudio sugiere que un posible cambio en los patrones del cinturón de lluvias tropicales podría amenazar los medios de vida y la seguridad alimentaria de miles de millones de personas.

En la actualidad, el cinturón de lluvias tropicales trae consigo fuertes precipitaciones a lo largo del ecuador, pero a medida que las distintas partes de la atmósfera de la Tierra se calientan a ritmos diferentes, parece probable que este cinturón se altere al ser atraído por regiones de aire más cálido, lo que amenaza la biodiversidad y se lleva el agua de la que dependen las personas, incluido el cultivo.

Los investigadores analizaron 27 de los modelos climáticos más actualizados para llegar a sus conclusiones, pero el impacto total de la crisis climática en el cinturón de lluvias tropical sólo se hizo evidente cuando aislaron los efectos en los hemisferios oriental y occidental, y los estudiaron por separado.

«Nuestro trabajo muestra que el cambio climático hará que la posición del cinturón de lluvias tropicales de la Tierra se desplace en direcciones opuestas en dos sectores longitudinales que cubren casi dos tercios del globo, un proceso que tendrá efectos en cascada sobre la disponibilidad de agua y la producción de alimentos en todo el mundo», afirma el científico atmosférico Antonios Mamalakis, de la Universidad Estatal de Colorado.

Según las proyecciones, en el hemisferio occidental, el desplazamiento hacia el sur del cinturón de lluvias tropicales aumentará el estrés por sequía en regiones de América Central.

En algunas partes del hemisferio oriental, como el este de África y el océano Índico, se prevé que el cinturón se desplace hacia el norte, lo que hará que las sequías sean más frecuentes y duraderas en regiones como el sureste de África y Madagascar, al tiempo que aumentará el riesgo y la gravedad de las inundaciones en el sur de la India.

Todas estas proyecciones se basan en una cuidadosa evaluación de los diversos circuitos de retroalimentación que probablemente entrarán en juego en las próximas décadas: cómo los cambios de temperatura afectarán a las condiciones, cómo esas condiciones cambiantes impulsarán nuevos cambios de temperatura, y así sucesivamente.

El cinturón de lluvia tropical se encuentra aproximadamente en línea con el ecuador. 
(NASA)

«En Asia, las reducciones previstas de las emisiones de aerosoles, el derretimiento de los glaciares del Himalaya y la pérdida de la capa de nieve en las zonas septentrionales provocadas por el cambio climático harán que la atmósfera se caliente más rápidamente que en otras regiones», afirma el científico especializado en sistemas terrestres James Randerson, de la Universidad de California en Irvine (UCI).

«Sabemos que el cinturón de lluvias se desplaza hacia este calentamiento, y que su movimiento hacia el norte en el hemisferio oriental es coherente con estos impactos previstos del cambio climático».

Según los investigadores, los cambios significativos hacia lo que muestran estos modelos podrían producirse ya a principios de siglo, lo que pone de relieve la urgencia de controlar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Este es sólo uno de los varios impactos preocupantes del cambio climático que no sólo hará más difícil vivir una vida normal en algunas partes de nuestro planeta, sino que también empujará las condiciones a un estado aún peor al mismo tiempo. Una vez que las fichas de dominó empiecen a caer, será cada vez más difícil enderezarlas, por lo que toda acción que podamos hacer ahora mismo es esencial.

Los científicos esperan que una mayor comprensión de lo que se avecina -como la que proporciona este estudio- empuje a individuos y gobiernos por igual a realizar el tipo de cambios sustanciales que pueden darnos a todos un futuro mejor.

«La complejidad del sistema terrestre es abrumadora, con dependencias y bucles de retroalimentación a través de muchos procesos y escalas», afirma el ingeniero civil y medioambiental Efi Foufoula-Georgiou, de la UCI.

«Este estudio combina el enfoque ingenieril del pensamiento sistémico con el análisis de datos y la ciencia del clima para revelar manifestaciones sutiles y antes no reconocidas del calentamiento global sobre la dinámica y los extremos de las precipitaciones regionales».

La investigación se ha publicado en Nature Climate Change.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.8 / 5. Recuento de votos: 17

Aun no hay votos