3.9
(15)

(Imagen via pixabay)

El hecho se produce un día después de que Bill Gates dijera que el mundo no está preparado para la próxima pandemia. El cofundador de Microsoft, que está al frente de la campaña para erradicar el COVID-19, dijo que el próximo brote podría ser diez veces peor que el actual e hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que se prepare para futuros desafíos.

Un destacado científico británico ha advertido de que una pandemia de la «Enfermedad X» está a la vuelta de la esquina, señalando que no es cuestión de si el mundo se enfrentará a otro desafío de enormes proporciones, sino de cuándo. Mark Woolhouse, profesor de epidemiología de enfermedades infecciosas en el Instituto Usher del Colegio de Medicina y Medicina Veterinaria de la Universidad de Edimburgo, dijo que él y sus colegas en 2017 se dirigieron a la Organización Mundial de la Salud, pidiendo a la agencia que pusiera algo llamado Enfermedad X en su lista de prioridades.

«Pensamos que la próxima pandemia emergente podría ser un virus que ni siquiera conocemos todavía; francamente, pensamos que era el escenario más probable», dijo Woolhouse.


En una reunión con funcionarios de la OMS un año después, Woolhouse y sus colegas pensaron en lo que podría acabar siendo la Enfermedad X. Una de sus hipótesis sugería que sería un nuevo coronavirus relacionado con el MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio) o el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo).

A la pregunta de si la próxima Enfermedad X podría estar a la vuelta de la esquina, el científico respondió «absolutamente». Sin embargo, Woolhouse señaló que el mecanismo por el que estallará la enfermedad es siempre imprevisible.

(Imagen un laboratorio Archivo vía web )

Los políticos pueden no estar pensando en las amenazas futuras


El científico dijo que cada año o dos, los médicos descubren virus que pueden infectar a los humanos y el ritmo ha sido constante durante más de 50 años.

«Eso va a seguir ocurriendo. De este goteo constante de nuevos virus que van apareciendo, se van seleccionando los que realmente van a causar la próxima pandemia. De vez en cuando aparece uno, así que detectar el evento raro siempre es difícil», dijo Woolhouse.


¿Cree el profesor que los responsables políticos son conscientes de los riesgos a los que se enfrenta el mundo? Su respuesta no fue prometedora.

«No estoy seguro de que se esté pensando mucho en la próxima amenaza, mientras el mundo se concentra a toda máquina en lidiar con la que tiene», dijo.


Esperar lo inesperado
Woolhouse instó a la comunidad científica a tener una mentalidad abierta ante futuras amenazas. Subrayó que el Reino Unido, que es uno de los países más afectados por el COVID-19 (en el momento de escribir este artículo han muerto 103.600 personas por esta enfermedad), tiene «planes bastante maduros y sofisticados» para reaccionar ante la próxima gripe pandémica.

«Estábamos preparados para enfrentarnos a la gripe pandémica, y tenemos algo más. Y creo que la gran lección -que he tratado de transmitir desde hace muchos años- es que no hay que ser demasiado prescriptivo sobre lo que se cree que va a venir después. Tenemos que ser más conscientes de estos acontecimientos, pero creo que este juego de intentar adivinar lo que va a pasar es muy arriesgado», dijo Woolhouse.

Fuente vía sputniknews

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 3.9 / 5. Recuento de votos: 15

Aun no hay votos