4.2
(20)

(Imagen de portada ilustración /NASA)

UN ASTEROIDE más largo que dos Boeing 747 colocados de punta a punta va a pasar por nuestro planeta en los próximos días y, aunque esta vez no llegará a la Tierra, la NASA lo ha calificado de «potencialmente peligroso».

La roca espacial conocida como 2020 TB12 pasará por la Tierra el 1 de febrero. La NASA ha revelado que el asteroide mide 145 metros de largo, lo que lo hace dos veces más grande que un Boeing 747 de 71 metros. El asteroide atraviesa el sistema solar a la asombrosa velocidad de 8,9 kilómetros por segundo, es decir, a más de 32.000 kilómetros por hora.

Cuando el asteroide pase con seguridad el lunes, estará a 6,8 distancias lunares (LD).

Una LD es la distancia entre la Tierra y la Luna, es decir, 384.317 kilómetros.

Por lo tanto, 6,8 LDs es más de 2,6 millones de kilómetros de distancia.

La NASA ha informado en su página web del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL): «Los NEOs son cometas y asteroides que han sido empujados por la atracción gravitacional de planetas cercanos hacia órbitas que les permiten entrar en la vecindad de la Tierra.

 orbita asteroide 2020 TB12 

El interés científico por los cometas y asteroides se debe en gran medida a su condición de restos relativamente inalterados del proceso de formación del sistema solar hace unos 4.600 millones de años».

«Los planetas exteriores gigantes (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) se formaron a partir de una aglomeración de miles de millones de cometas y los restos de este proceso de formación son los cometas que vemos hoy».

La roca espacial también ha sido considerada «potencialmente peligrosa» por la NASA.

Sin embargo, es importante señalar que no se espera que este asteroide choque con nuestra Tierra durante su paso. Pero, de hecho, hay procesos por los que los asteroides y cometas pueden ser desplazados de sus órbitas hacia nosotros.

La NASA dijo: «Ocasionalmente, las trayectorias orbitales de los asteroides se ven influidas por el tirón gravitatorio de los planetas, lo que hace que sus trayectorias se alteren.

«Los científicos creen que asteroides extraviados o fragmentos de colisiones anteriores han chocado con la Tierra en el pasado, desempeñando un papel importante en la evolución de nuestro planeta».

Una fuerza conocida como efecto Yarkovsky también puede hacer que un asteroide se desvíe de su curso. Este efecto se produce cuando una roca espacial se calienta bajo la luz solar directa y se enfría para liberar la radiación de su superficie.

Según la NASA: «Esta radiación ejerce una fuerza sobre el asteroide, actuando como una especie de mini propulsor que puede cambiar lentamente la dirección del asteroide con el tiempo».

Sin embargo, este asteroide se considera seguro y los sistemas de seguimiento de la NASA han descartado toda posibilidad de peligro.

El término «potencialmente peligroso» no significa que un asteroide suponga una amenaza inminente para la Tierra.

Más bien se refiere a la idea de que, en algún momento del futuro del sistema solar, un asteroide podría colisionar con la Tierra.

Hay varios factores desconocidos que podrían influir en la futura trayectoria del asteroide, como la atracción gravitatoria de otros cuerpos celestes del sistema solar.

Según la NASA: «Los asteroides potencialmente peligrosos (PHA) se definen actualmente sobre la base de parámetros que miden el potencial del asteroide para realizar acercamientos amenazantes a la Tierra.

«En concreto, todos los asteroides con una distancia mínima de intersección de órbita (MOID) de 0,05 au o menos se consideran PHA».

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.2 / 5. Recuento de votos: 20

Aun no hay votos