0
(0)

Los socorristas se apresuraron el lunes a salvar a decenas de calderones que vararon en un tramo de la costa neozelandesa conocido por sus varamientos masivos, según informaron los responsables de la fauna salvaje.

El Departamento de Conservación (DOC) dijo que la manada de 49 ballenas piloto de aleta larga fue encontrada a primera hora del lunes en Farewell Spit, a unos 90 kilómetros (55 millas) al norte de la ciudad turística de Nelson, en la Isla del Sur.

A media tarde, nueve de las ballenas habían muerto y más de 60 personas trabajaban para mantener a los supervivientes con vida para intentar reflotarlos con la marea alta, dijo el DOC.

«Los médicos de mamíferos marinos ayudarán a reflotar las ballenas y a cuidarlas en la playa, manteniéndolas frescas y húmedas hasta que puedan ser reflotadas», dijo una portavoz del DOC.

Farewell Spit es un gancho de arena de 26 kilómetros que se adentra en el mar en Golden Bay.

Ha sido el escenario de al menos 10 varamientos de calderones en los últimos 15 años, el más reciente en febrero de 2017, cuando casi 700 de estos mamíferos marinos vararon, lo que provocó 250 muertes.

Los científicos no están seguros de por qué la playa es tan mortífera, aunque una teoría es que el espigón crea un fondo marino poco profundo en la bahía que interfiere con los sistemas de navegación por sonar de las ballenas.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

Aun no hay votos