4.7
(6)

(Imagen portada Archivo)

Los buques estadounidenses han puesto rumbo al Mar Negro, frente a la costa sur de Rusia, en un movimiento ampliamente considerado como una muestra de apoyo a Ucrania, donde los combates entre las fuerzas de Kiev y las milicias separatistas se han agravado en las últimas semanas.
El viernes, una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores turco dijo a TASS que había recibido una notificación de Washington de que dos buques de guerra estadounidenses pasarían por el estrecho del Bósforo y entrarían en el Mar Negro. Según el derecho internacional, Ankara controla el acceso a la masa de agua interior de ciertos tipos de buques, incluidos los de la marina.

De acuerdo con estas convenciones, los enviados turcos dicen que «se les notificó por vía diplomática hace 15 días que dos buques de guerra estadounidenses entrarían en el Mar Negro. Los buques permanecerán allí hasta el 4 de mayo», dijo el funcionario no identificado. El viaje llevará a las tripulaciones a casi 9.000 millas de la costa oriental de Estados Unidos, cerca de las costas de Ucrania y Rusia, incluida la sensible y disputada península de Crimea.

El destructor estadounidense USS Donald Cook. /Archivo

Desde entonces, la cadena de noticias NTV, con sede en Estambul, ha nombrado a los buques como el USS Roosevelt, un destructor de la clase Arleigh Burke, y el USS Donald Cook, un destructor de misiles guiados que anteriormente fue interceptado por aviones rusos frente a la costa de Kaliningrado, en el mar Báltico.

La maniobra se produce en medio de una escalada del conflicto militar en el este de Ucrania entre el ejército de Kiev y las fuerzas separatistas del Donbass, que cuentan con el apoyo de Moscú. El Kremlin ha calificado la situación de «aterradora» y ha mantenido conversaciones esta semana con sus homólogos en Washington para «explicar» la situación.

Estados Unidos, sin embargo, ha destacado las informaciones «creíbles» sobre la concentración de tropas rusas en las fronteras con Ucrania, y el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, emitió un «llamamiento a Rusia para que se abstenga de realizar acciones de escalada.»

El viernes, el portavoz de Vladimir Putin, Dmitry Peskov, dijo a los periodistas que «la situación en la línea de contacto en Ucrania es extremadamente inestable», dijo. «La dinámica del desarrollo de este estado de cosas, y el comportamiento de la parte ucraniana, crea el peligro de una reanudación de las hostilidades a gran escala».

En caso de que se produzca una ofensiva o una nueva escalada de los combates, «todos los países, incluida Rusia, tomarían medidas para evitar que se repitan estas tragedias», dijo el funcionario.

En febrero, Rusia advirtió que las maniobras navales de Estados Unidos en el Mar Negro ponían en peligro la estabilidad de la región y podían provocar un desastre. En respuesta a un grupo de buques de guerra estadounidenses que anunciaban las maniobras, la embajada de Moscú en Washington dijo que «parece que la 6ª flota estadounidense no puede esperar a encontrar un enemigo en el Mar Negro. Está buscando desesperadamente un pretexto -ahora abiertamente bajo la bandera de los ejercicios de guerra- para aumentar su presencia en la región».

Funte RT

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.7 / 5. Recuento de votos: 6

Aun no hay votos