5
(2)

Los seres humanos utilizan casi un 73% más de recursos naturales de los que produce la Tierra en un año, según un estudio.

Un nuevo informe analiza el déficit de la «biocapacidad» del mundo -la capacidad del ecosistema para generar recursos naturales- en comparación con la demanda humana.

Si la humanidad sigue utilizando más recursos que la biocapacidad del mundo, los niveles naturales de recursos descenderán y acabarán por agotarse.

Investigadores de Estados Unidos y Sir Lanka descubrieron que los países ricos están alimentando el problema al vivir por encima de sus posibilidades, engullendo recursos y condenando a la mayoría de la población más pobre a la «pobreza ecológica».

Para que un país pueda mantener su población, necesita o bien tener suficientes recursos para igualar la huella ecológica de la gente o bien los fondos para comprar a otras naciones.

Los investigadores determinaron que en 1980, el mundo utilizaba el 119% de su biocapacidad anual.

Pero en 2017, la cantidad había aumentado un 54%, elevando el total al 173%.

Las naciones de ingresos más bajos (rojo y rosa) gastaron el 96% de la biocapacidad del planeta en 2017, pero vivían en naciones con solo el 34% de la biocapacidad mundial, mientras que los países de ingresos más altos (verde y verde claro ) representan el 14% de la población mundial y utilizó el 52% de la biocapacidad del planeta

El aumento, según el estudio, se debe a que las naciones más ricas y con un nivel de vida más alto necesitan más recursos para mantener ese estilo de vida.

El estudio, publicado en Nature Sustainability, ofrece un ejemplo de gasto excesivo de la biocapacidad de la Tierra con un bosque que madura durante 50 años.

Si los árboles se talan a un ritmo del dos por ciento anual, el bosque quedaría limpio de árboles maduros en 25 años, y esto es lo que los expertos están presenciando en nuestro mundo real.

Los investigadores compararon la capacidad biológica de un país con su huella de consumo, la superficie necesaria para producir los materiales consumidos, y descubrieron que el 72% de la población que vive en países de bajos ingresos utilizó más recursos de los que tenía en 2017.

Este grupo gastó el 96 por ciento de la biocapacidad del planeta en 2017, pero vivía en naciones con solo el 34 por ciento de la biocapacidad mundial

Se calcula dividiendo la biocapacidad del planeta -la cantidad de recursos ecológicos que la Tierra puede generar ese año- por la demanda de la humanidad para ese año, conocida como nuestra huella ecológica, y multiplicando esa cifra por 365, el número de días de un año.

En la década de 1970, el Día del Sobregiro de la Tierra no llegaba hasta noviembre o diciembre, pero desde entonces la fecha ha llegado cada vez más pronto a un ritmo alarmante.

En 2019, cayó el 29 de julio, el punto más temprano del año.

La fecha del año pasado refleja la reducción del 9,3 por ciento de la huella ecológica de la humanidad en comparación con el año pasado, que es una consecuencia directa de los bloqueos de coronavirus.

Sin embargo, esto ‘no es algo para celebrar’, dijo Mathis Wackernagel, presidente de Global Footprint Network, en una presentación en línea en agosto.

‘No se hace por diseño, se hace por desastre’, dijo.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 2

Aun no hay votos