4.7
(12)

(Imagen de portada Ilustración /NASA )

Los astrónomos han revelado que se ha abierto un gran agujero en la superficie de la atmósfera del Sol. El agujero ha aparecido en la región ecuatorial del Sol. Los expertos afirman que esto está permitiendo que una corriente de partículas solares salga de nuestra estrella anfitriona y, por desgracia para la Tierra, está justo en el punto de mira de la corriente de partículas solares.

Los análisis han revelado que las partículas viajan a la asombrosa velocidad de 600 kilómetros por segundo, es decir, a más de 2,1 millones de kilómetros por hora.

Aunque esta tormenta solar no será peligrosa, los expertos han dicho que podría causar auroras

Una aurora Boreal

El astrónomo Dr. Tony Philips escribió en su blog Space Weather: «Hoy, la Tierra está dentro de una corriente de viento solar que fluye a casi 600 km/s desde un agujero ecuatorial en la atmósfera del sol.

«Los observadores del cielo de altas latitudes deberían estar atentos a las auroras, especialmente en el hemisferio sur, donde la oscuridad del otoño favorece la visibilidad».

Las auroras, que incluyen la aurora boreal y la aurora austral, se producen cuando las partículas solares chocan con la atmósfera.

Cuando la magnetosfera es bombardeada por los vientos solares, pueden aparecer impresionantes luces azules porque esa capa de la atmósfera desvía las partículas.

Sin embargo, los investigadores también señalan que las consecuencias de una tormenta solar y de la meteorología espacial pueden ir más allá de las auroras boreales o australes.

En su mayor parte, el campo magnético de la Tierra protege a los seres humanos del bombardeo de radiación procedente de las manchas solares, pero las tormentas solares pueden afectar a la tecnología basada en los satélites.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.7 / 5. Recuento de votos: 12

Aun no hay votos