4
(3)

El agujero de este año en la capa protectora de ozono de la Tierra -que llegó a ser más grande que la Antártida , se cerrará finalmente esta semana, según han declarado los científicos atmosféricos.

El ozono, que actúa como un escudo, absorbe la luz ultravioleta del sol. Su ausencia significa que una mayor cantidad de esta radiación de alta energía llega a la Tierra, donde puede dañar las células vivas.

La capa de ozono se agota debido a reacciones químicas, impulsadas por la energía solar, en las que intervienen subproductos de sustancias químicas de origen humano que permanecen en la atmósfera.

El tamaño del agujero anual -que se forma durante el verano del hemisferio sur- depende en gran medida de las condiciones meteorológicas, y se ve potenciado por el frío.

A pesar de estas fluctuaciones naturales, los expertos esperan que el agujero se cierre definitivamente en 2050, en respuesta a las restricciones impuestas a las sustancias químicas que agotan la capa de ozono introducidas en 1987.

El agujero actual, que ha sido inusualmente grande, está en camino de durar sólo unos días menos que su homólogo del año pasado, que fue el más duradero registrado desde 1979.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4 / 5. Recuento de votos: 3

Aun no hay votos