4.3
(3)

( Imagen de portada ilustración )

A diferencia de lo que se puede ver en la sátira de Netflix , Estados Unidos, y en concreto la NASA, se desvive por vigilar los objetos del espacio que puedan poner en peligro a la Tierra. Por eso, cuando un asteroide de 100 metros, llamado 2019 OK, se acercó sigilosamente y sorprendió a los astrónomos apenas 24 horas antes de pasar a 70.000 km de la Tierra (para comparar, la Luna esta a una distancia de 384.400 km) en 2019 se apresuraron cómo pudo desprevenidos.
Un grupo de científicos financiados por la NASA ha determinado finalmente que el sistema de vigilancia de la Tierra, formado por decenas de telescopios computarizados, tiene un «punto ciego» en la parte oriental del cielo durante la noche, según se publica en la revista científica Icarus.

Debido a las peculiaridades de la órbita elíptica de la Tierra alrededor del Sol y al giro del planeta hacia el este, algunos objetos espaciales pueden parecer inmóviles cuando se observan a través de un telescopio. Normalmente, los objetos cercanos a la Tierra (NEO) aparecen como si estuvieran a la deriva hacia el oeste en el cielo, pero alrededor de la mitad de ellos que se acercan al planeta «desde el este» podrían caer en este punto ciego y permanecer sin ser detectados durante un largo período de tiempo

En 2005, el Congreso de los Estados Unidos encargó a la NASA el seguimiento del 90% de los objetos cercanos a la Tierra de tamaño igual o superior a 140 metros. A día de hoy, alrededor del 40% de estos objetos han sido catalogados. Washington también ha asignado dinero a varios programas de defensa planetaria a lo largo de los años. Uno de ellos, Double Asteroid Redirection Test (DART), estudia el concepto de desviar los objetos cercanos a la Tierra peligrosos, estrellando una nave espacial contra ellos.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.3 / 5. Recuento de votos: 3

Aun no hay votos