4.3
(3)

(Imagen de portada referencial / Archivo )

Se ha confirmado un nuevo caso de fiebre hemorrágica del ébola en el noroeste de la República Democrática del Congo, cuatro meses después del fin del último brote en el país.

El Instituto Nacional de Investigación Biomédica dijo el sábado que se había detectado a un varón de 31 años en la ciudad de Mbandaka, capital de la provincia congoleña de Ecuador.

Los síntomas del paciente comenzaron el 5 de abril, pero no buscó tratamiento durante más de una semana. Ingresó en un centro de tratamiento del ébola el 21 de abril y murió ese mismo día, según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un comunicado.

«El tiempo no está de nuestro lado», dijo el Dr. Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África.

«La enfermedad ha tenido dos semanas de ventaja y ahora estamos jugando a ponernos al día», dijo Moeti.

La OMS dijo que los esfuerzos para contener la enfermedad ya están en marcha en Mbandaka, un concurrido centro comercial a orillas del río Congo donde la gente vive muy cerca. La ciudad está conectada por carretera, agua y aire con la capital, Kinshasa.

El Congo ha visto 13 brotes anteriores de ébola, y Mbandaka ha tenido que lidiar con dos: en 2018 y 2020.

El brote de ébola de 2018-2020, en el este del país, mató a casi 2.300 personas, el segundo mayor número de víctimas registrado en la historia de la fiebre hemorrágica.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.3 / 5. Recuento de votos: 3

Aun no hay votos