5
(3)

En la última semana se han detectado más de 3.000 sismos cerca de Eldvörp, en el sistema volcánico de Reykjanes/Svartsengi, y ayer el Departamento de Protección Civil de Islandia elevó su nivel de alerta a nivel de incertidumbre. Ese nivel significa, básicamente, que se incrementa la vigilancia de los sucesos que, en fases posteriores, podrían suponer una amenaza para la seguridad de la población o de las zonas pobladas.

A los habitantes de la capital, Reikiavik, y de las zonas cercanas se les pide que tengan cuidado con los objetos que puedan caer y causar daños en caso de que se produzca un gran terremoto.

Durante el fin de semana se detectaron algunos temblores de más de 4 grados en la escala de magnitud de Richter y en un anuncio del Departamento de Protección Civil se pide a la gente que tenga cuidado en las zonas empinadas o en sus alrededores porque la actividad podría provocar desprendimientos.


La sismicidad se localiza a una profundidad de entre 4 y 6 km. El código de color de la aviación se ha elevado de verde a amarillo debido al aumento de la actividad sísmica.

Halldór Geirsson, geofísico, dice que la tierra se ha levantado alrededor de Svartsengi a principios de mayo, pero que ha habido mucha actividad sísmica en la zona durante la mayor parte del mes.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 3

Aun no hay votos