4.2
(11)

( Imagen de portada ilustración )

Ahora, la Tierra va a ser sacudida por los vientos solares que han estallado debido a la ruptura de un gigantesco filamento «cañón de fuego» en el Sol.

El filamento solar en explosión chocará directamente con la Tierra hoy y se espera que provoque una tormenta geomagnética de clase G-1, aunque algunos expertos sugieren que la tormenta podría ser mucho más potente, de clase G-3.

Afortunadamente, G-1 es la forma más débil de una tormenta geomagnética, la NASA advierte de débiles fluctuaciones en la red eléctrica y de pequeñas interrupciones en las operaciones de los satélites.

Según spaceweather.com, los observadores solares vieron por primera vez los filamentos el 12 de julio, cuando aparecieron como hilos oscuros contra el fondo brillante del Sol.

Tres días después, el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA registró una erupción cuando «un oscuro filamento de magnetismo salió de la atmósfera del sol, esculpiendo un gigantesco ‘cañón de fuego'», escribieron los expertos de spaceweather.com.

Se observó que el cañón de fuego tenía una profundidad de unos 20.000 kilómetros y una longitud de unos 384.400 kilómetros.

El cañón trazaba el canal en el que el filamento estaba suspendido por fuerzas magnéticas sobre la superficie del Sol antes de que las inestabilidades arrojaran la explosión solar directamente hacia la Tierra.

Tamitha Skov, física especializada en meteorología espacial, escribió en Twitter: «El largo filamento en forma de serpiente se abrió paso fuera del Sol en un impresionante ballet».

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.2 / 5. Recuento de votos: 11

Aun no hay votos