4.8
(19)

( Imagen de portada referencial )

Al menos 35 personas se han infectado en China con un nuevo henipavirus que, al parecer, se transmite de los animales a los seres humanos, lo que ha hecho saltar la alarma en la vecina Taiwán por un patógeno potencialmente peligroso.

Los laboratorios taiwaneses tendrán que establecer procedimientos de prueba estandarizados para identificar el henipavirus Langya (LayV), dijo el domingo a la prensa Chuang Jen-hsiang, subdirector de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de Taiwán. Se espera que la secuenciación del genoma del virus se complete en el plazo de una semana, dijo.

Chuang hizo sus comentarios tres días después de que el New England Journal of Medicine publicara un estudio sobre el virus recién descubierto, que se detectó en las provincias chinas de Shandong y Henan. Todos los pacientes afectados presentaban fiebres elevadas, mientras que al menos la mitad experimentaban también fatiga, tos, pérdida de apetito y una disminución de los glóbulos blancos.

Más de un tercio de los pacientes sufrió insuficiencia hepática y el 8% tuvo insuficiencia renal. El estudio señala que el LayV forma parte de la familia Paramyxoviridae de virus de ARN de cadena negativa, que puede causar «enfermedades mortales». Su aparición se produce en un momento en el que las autoridades sanitarias de todo el mundo siguen haciendo frente a la pandemia de Covid-19, que al parecer ha matado a más de 6,4 millones de personas.

Un grupo de científicos chinos y singapurenses descubrió en China un henipavirus de nuevo tipo, de procedencia animal probablemente, del que ya se infectaron al menos 35 personas, informó este lunes el portal chino Pengpai.

Según los investigadores, aún no se sabe si el patógeno puede transmitirse de persona a persona. Las pruebas realizadas en animales de las zonas afectadas revelaron que el 5% de los perros y el 2% de las cabras se habían infectado. Las musarañas podrían ser portadoras clave del VLA, ya que el 27% dio positivo.

Ninguno de los 35 humanos infectados tenía un contacto estrecho entre sí o un historial de exposición común, dijo Chuang. El rastreo de contactos indicó que ningún miembro de la familia u otras personas expuestas a los infectados había contraído el virus.

Los CDC taiwaneses trabajarán con los organismos reguladores de la agricultura para estudiar si existen patógenos similares en las especies autóctonas de la isla autónoma, dijo Chuang. El brote chino no ha causado ninguna muerte hasta ahora, añadió.


Los investigadores chinos descubrieron un nuevo henipavirus, llamado Mojiang paramyxovirus (MojV), en 2013. Se descubrió que las ratas que vivían en una mina de cobre abandonada en la provincia de Yunnan estaban infectadas con el virus. Tres hombres que habían estado trabajando en la mina enfermaron de neumonía grave. Murieron mucho antes de que los científicos llegaran al lugar, por lo que no se confirmó ninguna conexión directa con el MojV.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.8 / 5. Recuento de votos: 19

Aun no hay votos