3.7
(3)

( Imagen de portada referencial)

Los científicos lo han descrito como el «santo grial» de la creación de vida en un laboratorio tras utilizar células madre en blanco para cultivar los embriones.

Tras cultivar los embriones durante ocho días y medio, como en un embarazo natural, desarrollaron corazones que latían y cerebros completamente formados.

Los científicos de la Universidad de Cambridge que crearon los embriones esperan que les ayuden a estudiar el cerebro en el embarazo sin necesidad de utilizar animales vivos y que puedan revelar por qué los humanos abortan antes, según informan en la revista Nature.

Embriones naturales y sintéticos, uno al lado del otro, para mostrar la formación comparable del cerebro y el corazón (Imagen: Amadei & Handford / SWNS)

El equipo afirma que sus resultados, fruto de más de una década de investigación que ha conducido progresivamente a estructuras embrionarias cada vez más complejas, podrían ayudar a los investigadores a entender por qué algunos embriones fracasan mientras que otros se convierten en un embarazo sano.

Además, los resultados podrían servir para orientar la reparación y el desarrollo de órganos humanos sintéticos para trasplantes.

La directora del estudio, la profesora Magdalena Zernicka-Goetz, calificó el trabajo de «complejo y hermoso».

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 3.7 / 5. Recuento de votos: 3

Aun no hay votos