4.2
(5)

( Imagen de portada referencial )

Rusia ha declarado hoy que «podría» probar su misil balístico intercontinental Satan-2, de 14 pisos de altura, antes de finales de año.

El anuncio se produce en medio de las sospechas de que el «imparable» misil hipersónico de 15.880 mph de Putin no está ni mucho menos listo para su uso.

Las pruebas de diseño de vuelo del Sarmat [misil Satan-2] podrían continuar antes de finales de año con un posible segundo lanzamiento de prueba», declaró un funcionario del Ministerio de Defensa a la agencia estatal de noticias TASS.

La primera prueba se anunció a bombo y platillo el 20 de abril, con Putin en contacto por videoconferencia.

El lanzamiento del Satán-2, basado en un silo, se realizó desde el cosmódromo de Plesetsk, en el norte de Rusia.

En mayo, el ex jefe de Roscosmos, Dmitry Rogozin, considerado un estrecho aliado de Putin, dijo que casi 50 misiles Satan-2, que estaban en «producción en masa», pronto estarían en servicio de combate.

A principios de junio, se programó una importante prueba de misiles balísticos intercontinentales y se advirtió a los habitantes de las cercanías del campo de pruebas de Kura que se mantuvieran alejados del lugar donde se encontraba el objetivo, en la remota Kamchatka.

Pero esta prueba no llegó a realizarse.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.2 / 5. Recuento de votos: 5

Aun no hay votos