4.3
(3)

( Imagen de portada referencial)

Los avicultores han dado la voz de alarma por el brote de gripe aviar en el Reino Unido, que ya ha matado a la mitad de los pavos de granja británicos, lo que hace temer una «gran escasez» en el suministro en Navidad. Según publica express.co.uk

El Consejo Avícola Británico informó ayer a los diputados de la Comisión de Auditoría Medioambiental de que alrededor de 600.000 de los 1,2 millones de pavos camperos que se producen anualmente en Gran Bretaña han muerto mientras el país se enfrenta al peor brote de la enfermedad.

Se calcula que se han sacrificado 1,6 millones de aves en el marco del brote, y que las granjas de cría al aire libre son especialmente vulnerables, ya que sus pavos vagan al aire libre. Esto significa que pueden contraer más fácilmente la enfermedad de las aves silvestres.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.3 / 5. Recuento de votos: 3

Aun no hay votos