Que un Gran Mínimo Solar se aproxima está ganando cada vez más apoyo. Incluso la NASA parece estar a bordo, con su reciente predicción SC25, aunque se mantienen al margen de las implicaciones.

El pronóstico de la NASA para el próximo ciclo solar (25) revela que será el más débil de los últimos 200 años.

«El máximo de este próximo ciclo, medido en términos de número de manchas solares, una medida estándar del nivel de actividad solar, podría ser de un 30 a un 50% más bajo que el más reciente. Al final del artículo puedes leer la publicación oficial de la NASA.»

Los resultados de la agencia muestran que el próximo ciclo comenzará en 2020 y alcanzará su máximo en 2025:

Si comparamos el ciclo pronosticado por la NASA con los pasados, veremos la baja actividad solar que se avecina.

Gráfico montado por SACHA DOBLER

Primero, esto no es una confirmación del 100% que el Próximo Gran Solar Mínimo ya haya comenzado, aunque los datos indican claramente que las tendencias continuarán según los modelos de Zharkova et al, 2015, Ole Humlum 2011 John Casey y muchos otros. Los diferentes modelos varían en duración. 

El comienzo de un Grand Solar Minimum solo se puede declarar definitivamente después de varios ciclos solares muy bajos (ciclos de 11 años o ciclos de Schwabe). Una disminución del 30-50% en el número de manchas solares, ya nos lleva a los niveles mínimos de Dalton.

Pero el hecho de que la NASA ya vaya publicando noticias como la que estamos mencionando, nos va dando pistas de que comienzan a ver muy cerca la posibilidad de que estemos entrado en un Gran Mínimo Solar, que de hecho ya está teniendo consecuencias en la distribución de las masas de aire en la circulación atmosférica, con registros históricos de frío y calor en numerosos puntos del planeta.

Si vemos la historia a través de los registros de carbono-14 (¹⁴C), podemos encontrar una estrecha correlación con los máximos y mínimos solares y el clima, confirmados por los registros históricos de la historia humana.

Podemos ver el periodo máximo Medieval que coincide con un periodo cálido en la tierra, incluso más que el actual, llamado periodo cálido medieval, donde la vid se cultivaba en el Norte de Europa y los Vikingos colonizaron Groenlandia, ante el deshielo.

Si seguimos observando la gráfica, veremos los mínimos como el de Maunder, que coincide con la Pequeña Edad de Hielo. Para finalizar, vemos el máximo moderno actual que hemos tenido en las últimas décadas.

La influencia de la actividad solar en el clima debe de tenerse en cuenta, al menos en la medida en la que los datos históricos de distintas fuentes encuentran una estrecha correlación. Todos los factores, incluidos los humanos, se deben de tener en cuenta en algo que lleva sucediendo mucho antes incluso de que el hombre pusiera los pies en la tierra.

El cambio climático es constante desde la creación de la tierra, pasando por periodos más cálidos y fríos que el actual, aunque en esta ocasión estamos ante un cambio climático abrupto, por la rapidez con la que se está desarrollando.

Noticia oficial de la NASA

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos: