El agua ha sido descubierta por primera vez en la atmósfera de un exoplaneta con temperaturas similares a las de la Tierra que podrían soportar la vida tal como la conocemos, revelaron los científicos el miércoles.

Ocho veces la masa de la Tierra y el doble de grande, K2-18b orbita en la «zona habitable» de su estrella a una distancia -ni demasiado lejos ni demasiado cerca- donde el agua puede existir en forma líquida, informaron en la revista Nature Astronomy. «Este planeta es el mejor candidato que tenemos fuera de nuestro sistema solar» en la búsqueda de signos de vida, dijo a AFP la coautora Giovanna Tinetti, astrónoma del University College London.

«No podemos asumir que tiene océanos en la superficie, pero es una posibilidad real.» De los más de 4.000 exoplanetas detectados hasta la fecha, éste es el primero que se sabe que combina una superficie rocosa y una atmósfera con el agua. La mayoría de los exoplanetas con atmósferas son bolas gigantes de gas, y el puñado de planetas rocosos de los que se dispone de datos parecen no tener atmósfera alguna.

Incluso si lo hicieran, la mayoría de los planetas similares a la Tierra están demasiado lejos de sus estrellas para tener agua líquida o tan cerca que cualquier H2O se haya evaporado.

Descubierto en 2015, K2-18b es uno de los cientos de los llamados «super-Tierra» – planetas con menos de diez veces la masa de los nuestros – avistados por la nave Kepler de la NASA. Se espera que las futuras misiones espaciales detecten cientos más en las próximas décadas.

«Encontrar agua en un mundo potencialmente habitable que no sea la Tierra es increíblemente emocionante», dijo el autor principal Angelos Tsiaras, también de la UCL. «K2-18b no es’Tierra 2.0′», dijo.

«Sin embargo, nos acerca a la pregunta fundamental: ¿es la Tierra única?» Trabajando con datos espectroscópicos capturados en 2016 y 2017 por el Telescopio Espacial Hubble, Tsiaras y su equipo usaron algoritmos de código abierto para analizar la luz de las estrellas filtrada a través de la atmósfera de K2-18b. Encontraron la inconfundible firma del vapor de agua.

Exactamente cuánto sigue siendo incierto, pero el modelado por computadora sugirió concentraciones entre 0.1 y 50 por ciento. En comparación, el porcentaje de vapor de agua en la atmósfera terrestre varía entre 0,2 por ciento por encima de los polos, y hasta un cuatro por ciento en los trópicos.

También había evidencia de hidrógeno y helio. El nitrógeno y el metano también pueden estar presentes, pero con la tecnología actual siguen siendo indetectables, según el estudio. Investigaciones adicionales podrán determinar la extensión de la cobertura de nubes y el porcentaje de agua en la atmósfera. El agua es crucial en la búsqueda de vida, en parte porque transporta oxígeno.

«La vida como la conocemos se basa en el agua», dijo Tinetti. K2-18b orbita una estrella enana roja a unos 110 años luz de distancia — un millón de millones de kilómetros — en la constelación Leo de la Vía Láctea, y probablemente es bombardeada por una radiación más destructiva que la Tierra. «Es probable que éste sea el primero de muchos descubrimientos de planetas potencialmente habitables», dijo el astrónomo de UCL Ingo Waldmann, también coautor.

Esto no es sólo porque las súper Tierras como la K2-18b son los planetas más comunes en nuestra galaxia, sino también porque las enanas rojas -estrellas más pequeñas que nuestro Sol- son las más comunes.

La nueva generación de instrumentos de observación de estrellas basados en el espacio, liderados por el James Webb Space Telescope y la misión ARIEL de la Agencia Espacial Europea, será capaz de describir las atmósferas de los exoplanetas con mucho más detalle.

ARIEL, cuyo lanzamiento está previsto para 2028, examinará unos 1.000 planetas, un muestreo lo suficientemente grande como para buscar patrones e identificar valores atípicos. «Se han detectado más de 4.000 exoplanetas, pero no sabemos mucho sobre su composición y naturaleza», dijo Tinetti. «Al observar una gran muestra de planetas, esperamos revelar secretos sobre su química, formación y evolución.»

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos: