Apenas unas horas después de uno de los eventos astronómicos más grandes del año, los astrónomos estarán buscando en el cielo meteoros increíblemente brillantes conocidos como bolas de fuego.

En la noche del lunes 11 de noviembre, en la madrugada del martes 12 de noviembre, la lluvia de meteoritos del norte de Tauro alcanzará su punto máximo. Esta es la segunda lluvia de la temporada que es chispeada por los escombros dejados por el Cometa 2p/Encke, siendo la primera de ellas las Tauroides del Sur con su pico en octubre.

Similar a su contraparte, las Táuridas del Norte es una lluvia de meteoritos menor, que produce alrededor de cinco meteoros por hora. Sin embargo, algunos de los meteoritos podrían ser espectaculares.

«Las táuridas no son conocidas por su gran número, sino más bien por las bolas de fuego que producen», afirma la Sociedad Meteorológica Americana (AMS) en su sitio web. «Les invitamos a que sean testigos de esta actividad antes de que las noches se vuelvan amargamente frías.»

Las Tauroides del Norte llevan el nombre de la constelación de Tauro, situada en la misma parte del cielo que el punto radiante de la lluvia de meteoritos. Sin embargo, las estrellas fugaces podrán ser vistas en todas las áreas del cielo, no sólo cerca del punto radiante.

«Aunque los meteoros táuridos se pueden ver durante toda la noche desde el hemisferio norte, se ven mejor cuando los radiantes se encuentran en la parte más alta del cielo», dijo la AMS. Esto ocurre después de la medianoche, hora local.

Pocas noches después del pico de las Tauroides del Norte, una lluvia de meteoritos más impresionante alcanzará su clímax.

La noche del 16 de noviembre hasta la madrugada del 17 de noviembre presentará las Leónidas, una lluvia de meteoritos que trae alrededor de 15 meteoros por hora.

«Las Leónidas son más conocidas por producir tormentas de meteoritos en los años 1833, 1866, 1966, 1999 y 2001», dijo la AMS. «Desafortunadamente, parece que la Tierra no encontrará ninguna nube densa de escombros hasta 2099.»

Después de las Leónidas, los observadores de estrellas tendrán que esperar hasta mediados de diciembre para la próxima oportunidad de ver una lluvia de meteoritos.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos: