4.3
(16)

Los residentes locales que llevaban cestas y cubos se apresuraron a la playa de Acapulco, que quedó vacía tras el estricto cierre del coronavirus, para recoger los peces y llevarlos a casa.

Miles de peces han llegado a la costa en una playa mexicana, dejando a los residentes aturdidos por el misterio de la muerte en masa.

Las imágenes capturadas en la playa de Acapulco, en el estado de Guerrero, al suroeste de México, muestran un enorme banco de peces que yacen sin vida en la arena.

Los residentes locales, incluidos los niños pequeños, se apresuran a ver la extraña escena mientras algunos tratan de tomar el pescado en sus brazos.

Algunos intentan llenar sus cestas y cubos con pescado y otros son vistos dejando caer el pescado en su camioneta.

Se cree que el pez pertenece a una especie de caballa o a un jackfish común.

Según los informes, algunos residentes creían que el fenómeno se debía a la ausencia de personas debido al encierro de Covid-19.

Pero Sabas Arturo de la Rosa Camacho, encargado del mantenimiento de las playas del municipio de Acapulco, creía que la misteriosa aparición del pez no tenía nada que ver con el coronavirus.

También rechazó las afirmaciones de que el fenómeno fue causado por la falta de oxígeno en el agua.

El funcionario cree que fue causado por cardúmenes de peces que se acercan a la orilla para cazar sardinas, según los informes.

La población local acogió con agrado la llegada de miles de peces a la playa, ya que los comerciantes de pescado y los mercados han sido cerrados durante el encierro.

Varias playas de Acapulco fueron noticia la semana pasada cuando se vio bioluminiscencia azul neón en las olas de la noche.

Según las últimas cifras de la Universidad Johns Hopkins, México ha registrado 15.529 casos de Covid-19 y 1.434 muertes relacionadas.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.3 / 5. Recuento de votos: 16

Aun no hay votos