4.2
(11)

(Imagen superior de portada : Recreación del choque de un asteroide contra la Tierra. SPL/AGE FOTOSTOCK )

Hace unos 66 millones de años una roca espacial gigante golpeó duramente la Tierra destruyendo más de la mitad de la vida en nuestro planeta y presumiblemente llevando a la extinción a los dinosaurios terrestres. Sin embargo, el cráter dejado por el impacto del intruso ha revelado ahora que no fue sólo la masa del asteroide lo que llevó a tan dramáticas consecuencias.

Un equipo de investigadores analizó el cráter de Chicxulub, en México, con la ayuda de simulaciones tridimensionales, para llegar a la conclusión de que el asteroide que provocó la intinción de masa de los dinosaurios hace más de seis millones de decenios golpeó la Tierra con un ángulo de hasta 60 grados, lo que constituía el peor escenario posible para los habitantes del planeta en aquella época, según reveló un nuevo estudio publicado por Nature Communications.

«El impacto de Chicxulub fue un día muy malo para los dinosaurios», dijo a la AFP el profesor Gareth Collins del Imperial College de Londres y el autor principal del artículo.
«Hace aún más notable que la vida sobrevivió y se recuperó tan rápidamente como lo hizo», añadió el investigador, señalando que el impacto del intruso fue «peor» de lo que los científicos pensaron inicialmente.

Según el equipo, en el que también participaron investigadores de la Universidad de Friburgo y de la Universidad de Texas en Austin, si el impacto se produjo en ángulos menos profundos o casi verticales, la cantidad de polvo u otros desechos que se introdujeron en la atmósfera como resultado de la colisión pudo haber sido significativamente menor, lo que podría haber dado lugar a resultados diferentes.

«Sesenta grados es un ángulo de impacto más letal porque expulsa una mayor cantidad de material lo suficientemente rápido como para engullir el planeta», explicó el profesor Collins. «El impacto de Chicxulub desencadenó una extinción masiva porque eyectó enormes cantidades de polvo y gas del cráter lo suficientemente rápido como para dispersarse por todo el planeta».

La investigación concluyó que la roca espacial se acercó a la Tierra desde el noreste, lo que provocó la emisión de azufre en el aire en forma de diminutos trozos, bloqueando así el Sol durante algún tiempo y provocando el enfriamiento de nuestro planeta. Los científicos todavía no pueden entender por qué el evento llevó a la extinción sólo de ciertas especies, mientras que el 25% de la vida en la Tierra sobrevivió, pero tal vez los futuros análisis del cráter de Chicxulub, de 200 kilómetros de ancho, en el sur de México, que surgió como resultado del impacto, arrojen algo más de luz sobre esta cuestión.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.2 / 5. Recuento de votos: 11

Aun no hay votos