0
(0)

(Imagen superior de portada ; ratas blancas en un laboratorio © UPMC )

Los investigadores han probado con éxito una tecnología potencialmente revolucionaria que podría significar el comienzo de un futuro libre de donantes de órganos, después de haber cultivado y transplantado con éxito hígados humanos en miniatura… en ratas.
Los científicos de la Universidad de Pittsburgh cultivaron esos mini-órganos a partir de células de piel humana reprogramadas. En cuestión de semanas, los investigadores fueron capaces de lograr la maduración de esos hígados – un proceso que normalmente tomaría hasta dos años en hígados de tamaño completo. Luego sembraron las células cultivadas en el hígado de una rata, utilizando el sistema vascular y la red de conductos biliares del animal para mantenerlas mientras poblaban el tejido funcional restante del hígado de la rata.

En total, los órganos humanos en miniatura fueron transplantados a cinco ratas, todas las cuales mostraron un funcionamiento adecuado, aunque algo defectuoso, de los órganos hasta que fueron disecados en el cuarto día del experimento. Sin embargo, las ratas todavía mostraron signos de complicaciones como trombosis o isquemia, lo que demuestra que la técnica todavía requiere mucha investigación y desarrollo.

Los investigadores, sin embargo, siguen siendo optimistas y creen que estamos a una década de distancia de los ensayos con humanos de dicha técnica. A largo plazo, esta tecnología podría allanar el camino a nuevas técnicas avanzadas para tratar la insuficiencia hepática terminal, al tiempo que se reduciría drásticamente la lista de espera de los transplantes y las muertes asociadas.

«Creo que es un paso muy importante porque sabemos que se puede hacer», explicó a Inverse el patólogo Alejandro Soto-Gutiérrez de la Universidad de Pittsburgh. «Se puede hacer un órgano completo que puede ser funcional a partir de una célula de la piel.»

«El objetivo a largo plazo es crear órganos que puedan sustituir a la donación de órganos, pero en un futuro próximo, veo esto como un puente para el trasplante», dijo Soto-Gutiérrez. «Por ejemplo, en la insuficiencia hepática aguda, puede que sólo necesites un estímulo hepático por un tiempo en lugar de un hígado completamente nuevo».

Unos 14.000 ciudadanos estadounidenses están esperando trasplantes de hígado en cualquier momento, mientras que la insuficiencia hepática mata a unas 40.000 personas al año en los Estados Unidos.

Para los que tienen la suerte de llegar al principio de la lista, los trasplantes de hígado cuestan alrededor de 812.500 dólares (según datos de 2017), incluidos los cuidados pre y postoperatorios y los medicamentos inmunosupresores necesarios para evitar que el cuerpo rechace el órgano trasplantado.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

Aun no hay votos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here