3.8
(4)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que, a pesar del riesgo que supone la actual pandemia de coronavirus, «no podemos bajar la guardia ante la gripe», después de que un informe de China diera la alarma por una nueva gripe porcina.
«Leeremos atentamente el documento para comprender las novedades», dijo el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier, en una reunión informativa en Ginebra el martes en respuesta a la nueva investigación. «Tenemos que estar atentos y continuar la vigilancia incluso en la pandemia de coronavirus».

Las observaciones se produjeron después de que un estudio, publicado el lunes, perfilara un nuevo virus de gripe encontrado en cerdos chinos que había mutado y se había vuelto más infeccioso para los humanos, lo que suscitó la preocupación de un posible nuevo «virus pandémico» en algún momento del futuro.

Los investigadores chinos que estudiaron los virus de la gripe entre las poblaciones de cerdos entre 2011 y 2018 realizaron 30.000 frotis nasales de animales en 10 provincias – y encontraron 179 virus de gripe porcina, la mayoría de los cuales eran de un nuevo tipo.

En el estudio se describía a los cerdos como importantes «recipientes de mezcla» para los virus de la gripe pandémica, y se añadía que un virus en particular, la cepa «G4» del H1N1, ostentaba «todas las características esenciales de un posible virus pandémico».

El virus G4 recientemente identificado es una recombinación de la cepa de H1N1 identificada en 2009 -que llevó a una importante cuarentena en China en ese momento- y una cepa anterior de gripe porcina.

En estudios realizados en animales, incluidos los hurones, cuya respuesta inmunológica a menudo puede ser bastante similar a la de los seres humanos, se comprobó que el G4 era altamente infeccioso, se replicaba en las células humanas implantadas y causaba síntomas más graves de lo esperado.

Es preocupante que los trabajadores de las fábricas de cerdos mostraran niveles elevados de G4 en su sangre, mientras que cualquier inmunidad en las células humanas tras la exposición a la gripe estacional no proporcionaba ninguna protección contra el G4.

Más de uno de cada 10 trabajadores que manejaban cerdos ya habían sido infectados con G4, de acuerdo con los análisis de sangre de anticuerpos realizados por los autores del estudio. Para empeorar las cosas, alrededor del 4,4 por ciento de la población general analizada ya había estado expuesta, lo que demuestra que el virus había pasado de animal a humano, pero aún no ha pasado de humano a humano.

«Es preocupante que la infección humana del virus G4 fomente la adaptación humana y aumente el riesgo de una pandemia humana», escribieron los investigadores.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, dijo que su gobierno tomaría «todas las medidas necesarias para prevenir la propagación y el brote de cualquier virus».

Sin embargo, en la actualidad, no parece haber una amenaza inminente según Carl T. Bergstrom, profesor de biología de la Universidad de Washington.

«Lo que el artículo hace es algo importante para la comunidad epidemiológica: apunta a un virus que debemos vigilar cuidadosamente», el científico tweeteó sobre la nueva investigación. «Pero todo indica que el virus G4 tendría que sufrir algún cambio evolutivo para propagarse fácilmente en la gente, y puede que nunca lo haga.»

Sin embargo, la transmisión de cerdo a humano es probablemente mucho más común. Alrededor del 10% de los que trabajan con cerdos tienen anticuerpos contra G4, mientras que los anticuerpos son raros en humanos en otros lugares.

De hecho, los autores del estudio pidieron «una estrecha vigilancia de las poblaciones humanas, especialmente de los trabajadores de la industria porcina», pero no llegaron a pedir ninguna medida más urgente.

Se cree que el Sars-cov-2, el coronavirus que causó la pandemia mundial de Covid-19, se originó en los murciélagos del suroeste de China antes de propagarse a los seres humanos a través de un mercado húmedo en Wuhan, donde se identificó por primera vez. En respuesta a la pandemia, las autoridades chinas han introducido controles más estrictos en la venta de animales salvajes y productos cárnicos.

Ya se han planteado preocupaciones en las fábricas de carne de todo el mundo tras los recientes brotes de nuevos coronavirus en Alemania, el Reino Unido y otros lugares.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 3.8 / 5. Recuento de votos: 4

Aun no hay votos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here