4
(8)

(imagen de portada Vista aérea del muelle de Keflavík – Archivo)

La tierra tembló repetidamente en la península de Reykjanes ayer y continuó haciéndolo esta mañana, cuando se detectó un temblor de magnitud 2,9 a las 5:06 am cerca de la montaña Fagradalsfjall.

El mayor terremoto que se produjo ayer fue de magnitud 4,2. Ocurrió a las 4:15 pm, a unos 10 km al noreste de la ciudad de Grindavík. Fue precedido a la 1:43 pm por otro en un área similar, de 3.7. Ambos terremotos se sintieron ampliamente en el suroeste del país, incluyendo la zona de la capital, e incluso tan al este como las islas Stokkseyri y Vestmannaeyjar, informa mbl.is. En Grindavík, los artículos de las estanterías temblaron y las casas crujieron, pero no se informó de ningún daño a la propiedad.

Los temblores son parte de un intenso enjambre sísmico que comenzó en la zona el 19 de julio. Desde entonces se han detectado más de 5.000 temblores. Según la Oficina Meteorológica de Islandia, es probable que la actividad sísmica se deba a un cambio de tensión en la corteza, debido a las múltiples intrusiones de magma en la península de Reykjanes desde enero.

«Esto siempre es algo alarmante», dice el alcalde de Reykjanes, Kjartan Már Kjartanson, a mbl.is. «No se trata de si, sino de cuándo ocurrirá una erupción [en Reykjanes] – ya sea dentro de diez, cien o trescientos años».

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4 / 5. Recuento de votos: 8

Aun no hay votos