4
(2)

(Imagen de portada solo ilustrativa vía web )

La Agencia de Alimentos de Singapur es el primer organismo regulador que aprueba la venta de pollos de cultivo celular cultivados en un laboratorio sin sacrificar ninguna ave de corral. Sin embargo, algunas personas son escépticas sobre las credenciales ecológicas del producto.
El miércoles, la empresa de alimentos sostenibles East Just Inc. anunció que su pollo cultivado ha recibido luz verde para ser vendido en Singapur como ingrediente de mordiscos de pollo.

Eat Just dijo en un comunicado de prensa que la empresa ha formado asociaciones estratégicas con fabricantes locales establecidos en Singapur para producir células de pollo cultivado y crear el producto final.

La carne cultivada en el laboratorio se venderá primero a los restaurantes antes de ser puesta a disposición de todos los clientes.

El cofundador y director general Josh Tetrick dijo que el producto se venderá a precios de pollo de primera calidad cuando se lance en un restaurante de Singapur «a muy corto plazo».

Los costos de producción siguen siendo altos ya que la tecnología está todavía en la etapa inicial. La carne cultivada se cultiva a partir de células musculares de animales en un laboratorio.

Mucha gente recibió el anuncio con los brazos abiertos, describiendo la aprobación de la comida como «historia en desarrollo «.

Algunos se entusiasmaron con las credenciales verdes de la carne cultivada.

Y mientras que la retroalimentación parecía ser generalmente positiva, algunas personas siguen sin estar convencidas, cuestionando cuántos aditivos se necesitan para hacer el producto.

Otros se preguntaban si el producto sería aceptado por los veganos y vegetarianos, así como por ciertas comunidades religiosas.

Tetrick afirmó que Singapur estaba muy por delante de los Estados Unidos y Europa Occidental en lo que respecta a la revisión y aprobación de productos cárnicos cultivados, y elogió al gobierno de Singapur por su visión de futuro.

Singapur se ha embarcado en un intento radical de aumentar la producción de alimentos autóctonos.

En 2019, el Organismo alimentario de Singapur (SFA) fijó el objetivo de producir el 30% de sus propias necesidades alimentarias para 2030, lo que supone un aumento del 10% en el momento del anuncio.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4 / 5. Recuento de votos: 2

Aun no hay votos