4.3
(18)

(Imagen de portada ilustración /NASA)

El 11 de febrero, un asteroide tendrá un encuentro cercano con la Tierra. El asteroide en cuestión se conoce como 2021 CO, y actualmente se desplaza por el sistema solar a una velocidad asombrosa. Los análisis de la NASA muestran que el asteroide se desplaza a la asombrosa velocidad de 11,6 kilómetros por segundo.

Esto se traduce en más de 41.000 kilómetros por hora.

La agencia espacial también ha descubierto que el asteroide tiene 32 metros de longitud, lo que lo hace del mismo tamaño que la estatua del Cristo Redentor de Brasil.

Según la NASA, el asteroide 2021 CO se acercará a la Tierra más que la órbita de la Luna.

La Luna se encuentra, por término medio, a 384.000 kilómetros de nuestro planeta.

La distancia entre ambos cuerpos celestes se conoce como distancia lunar (LD).

La órbita del CO 2021 
(Imagen: NASA)

La NASA ha indicado que el 2021 CO pasará junto a nuestro planeta el 11 de febrero a una distancia de sólo 0,9 LD, es decir, a 345.885 kilómetros de nosotros.

El paso del asteroide, que no supone ninguna amenaza para nuestro planeta, ha sido clasificado como «objeto cercano a la Tierra» (NEO) por la NASA, lo que les permite estudiar la historia del sistema solar.

La NASA dijo en su página web del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL): «Los objetos cercanos a la Tierra son cometas y asteroides que han sido empujados por la atracción gravitatoria de planetas cercanos hacia órbitas que les permiten entrar en la vecindad de la Tierra.

«El interés científico por los cometas y asteroides se debe en gran medida a su condición de restos relativamente inalterados del proceso de formación del sistema solar hace unos 4.600 millones de años.

«Los planetas exteriores gigantes (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) se formaron a partir de una aglomeración de miles de millones de cometas y los restos de este proceso de formación son los cometas que vemos hoy en día.

«Del mismo modo, los asteroides actuales son los restos de la aglomeración inicial de los planetas interiores que incluyen a Mercurio, Venus, la Tierra y Marte.

«Como bloques de construcción primitivos y sobrantes del proceso de formación del sistema solar, los cometas y asteroides ofrecen pistas sobre la mezcla química de la que se formaron los planetas hace unos 4.600 millones de años».

Incluso si el 2021 CO chocara, cosa que no ocurrirá, no supondría una amenaza significativa para nuestro planeta.

Con 32 metros, su tamaño es similar al del meteorito de Cheliábinsk.

En 2013, una roca espacial de 20 metros se precipitó hacia la Tierra, abriéndose paso a través de la atmósfera antes de explotar sobre la ciudad de Cheliábinsk (Rusia).

La explosión del meteorito fue tan potente que causó daños en más de 7.000 edificios y dejó heridas a más de 1.400 personas.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.3 / 5. Recuento de votos: 18

Aun no hay votos